jueves, 5 de febrero de 2009

PEQUEÑO MIO.

PEQUEÑO MIO.
Autor: Triunfo Arciniegas.
Al afeitarse esa mañana descubrió que tenía cara de gato: se erizo. La espantosa imagen la persiguió durante el día, en cada pausa del trabajo los ojos claros de dilatadas pupilas, los bigotes enhiestos las orejas puntiagudas. Su grito, su propio grito, que le descubrió un par de pequeños y finos colmillos. En la noche, sobre el cuerpo jadeante de la mujer maulló. Tuvo sueños horribles con ratas y perros u otras bestias. Al despertar deslizo entre las bananas, lamio los tobillos blancos y dulces y luego, perezoso mientras los dedos de sangrientas uñas le recorrían el lomo, bebió la leche que la mujer le trajo en el platito.

¿Qué metamorfosis vive el personaje de “pequeño mío”?
Que se vuelve gato.
¿Les gustaría cambiar alguno de sus rasgos físicos o algo en su manera de ser?
No.
Si pudieran vivir una metamorfosis fantástica ¿en que objeto o animal les gustaría transformarse?
Yo me convertiría en un águila.
Por que me gustan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada